Procesión del Silencio

 Cuando las cornetas y tambores cesan en la plaza, cuando la Virgen de los Dolores ha vuelto a su capilla, en ese momento, en la Madrugá Velezana con todo apagado, con la iluminación de las velas, sale de su Capilla en el convento de María Inmaculada, Ntra. Sra. de la Soledad a los hombros de sus anderos y precedida de nazarenos con su túnica y caperuz negro y con su blandon negro, todo es oscuridad, salvo el destello de su mirada.

Suena un saxofón tocando unas notas, los tambores destemplados, a un toque sordo todo es tristeza para acompañarte a ti, algún canto que alegre tu pesar:

En la oscuridad y entre el silencio

Se alza una voz mojada por la lluvia de tus ojos.

Lágrimas heladas, agua fría que acompaña

Ese caminar que a tu paso recordará…

SOLEDAD, NECESITO,

SOLEDAD, ESE ALIENTO, ESE GRITO,

SOLEDAD, QUE ME AYUDE A RESPIRAR

PARA PODERTE CANTAR

SOLEDAD, NECESITO,

SOLEDAD, ESE ALIENTO MALDITO,

SOLEDAD, QUE ME AYUDE A RESPIRAR

PARA PODERTE CANTAR

Al mirar atrás sólo el miedo iba a tu lado

Siendo solemnidad y acallando palabras al pasar.

Sin respeto ni alabanza hablan ahora

Los ciegos de mente y, a veces, hasta de dignidad.

ESTRIBILLO.

SOLEDAD, SOLEDAD,…

Autor Vicente Soriano García

  Los nazarenos van entrando, pero no yéndose esperando a ti , la Soledad para darte ese último aliento todos tus cofrades, nazarenos y anderos, a la voz gruesa y fuerte de una saeta bien lanzada. Te acompañamos en ese triste lance de ver a tu hijo muerto.