Jueves Santo

  Este día realiza la Hermandad su estación de Penitencia, acompañando a la titular de la Hermandad, procesional Ntro. Padre Jesús de la Amargura sobre un paso excepcional de madera tallada y dorada de la escuela granadina de mediados de siglo.

En el día todo es trasiego, de la casa de la hermandad a la Iglesia de la Encarnación, haciendo para el mediodía una parada obligatoria para reponer fuerzas con los “Tradicionales” huevos fritos con sardinas.

Toda la tarde la casa de Hermandad es un hervidero de gente, bandas de música, banda de c/c y tú, costaleros de ambos pasos, nazarenos, manolas para salir formados de la casa de la Hermandad hacia el magnífico Templo de la Encarnación donde esperan para ser posesionados la Virgen y el Señor.

A las 21.00 empieza a salir la comitiva procesional del Templo, abriendo filas la cruz de guía y faroles, y poco a poco la comitiva de la hermandad está en la calle.

Alrededor de la medianoche llega a la plaza de la Encarnación el paso del Cristo, quedándose en ella a esperar a la Virgen, donde se encontrarán MADRE e HIJO y tras unos momentos de intensa emoción al toque de la Banda de cc y tt de la hermandad y el movimiento de los costaleros de ambos pasos, van entrando al Templo Parroquial.

Donde el sentimiento y la remarcada “tradición” hacen saltar los “vivas” y el sentimiento más hondo.