El Viernes de dolores

El Viernes de Dolores despierta nuestro pueblo de madrugada, con sonido de cornetas y tambores, con olor a churros y chocolate, Vélez Rubio parece prepararse para la Semana Santa y los vecinos acompañan a nuestra banda en su recorrido matinal, la diana de la Virgen es uno de los momentos en el que se funden Hermandad y pueblo y todo se convierte en uno, las cancelas se abren y de las casas aun dormidas surgen vecinos jóvenes y mayores que se unen al tradicional recorrido que termina en la plaza de la Encarnación.

La tarde congrega a todo el pueblo en la última de las novenas de la Virgen y todos los velezanos hacen suya a Nuestra Señora en su tradicional recorrido por la Vuelta Chica, acompañada nuestra titular por su banda de cornetas y tambores y por la agrupación musical velezana se convierte esta procesión en una fiesta a la Madre y en el reconocimiento popular, del amor que hacia ella este pueblo le ofrenda.

Have any Question or Comment?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *